Tel: 972 22 65 72 -

La protección ante diferentes riesgos específicos

La protección ante diferentes riesgos específicos

Uno de los elementos más importantes de la seguridad laboral, en lo que a ropa de trabajo en el Eixample de Barcelona se refiere es, sin duda, el calzado. Es inevitable que cuando escuchamos hablar de calzado de seguridad, la primera imagen que se nos viene a la cabeza es la de una bota tosca y pesada cuya punta está reforzada en acero u otro metal. Sin embargo, la normativa a actual ha permitido el uso de diferentes calzados homologados para proteger de los diferentes riesgos de accidentes laborales.

No podemos hablar de un único tipo de calzado de seguridad pues la normativa sobre ropa de trabajo en el Eixample de Barcelona establece diferencias entre los riesgos que pueden sufrir los trabajadores en función de cual sea su actividad. Así por ejemplo, para quienes trabajan en el interior de cámaras frigoríficas o en situación de exposición a temperaturas muy bajas, su calzado ha de tener elementos aislantes térmicos así como unas suelas especiales antideslizantes.

Por su parte, en aquellos puestos de trabajo que se ha de estar en contacto con disolventes y otros líquidos corrosivos, el calzado debe estar fabricado con un material resistente específicamente al reactivo que se utiliza.

En términos generales, el calzado de seguridad debe proteger al empleado de cuatro tipos de riesgos: Aplastamiento, en este aspecto son los dedos de los pies la parte más expuesta a este tipo de percances por lo que suelen contar con puntera metálica. Para evitar resbalones la composición de la suela es importante que cuente con un material con un elevado coeficiente de fricción.

Otro aspecto importante del que protegen las suelas del calzado de seguridad que tenemos en Confecció Tot Treball es la resistencia a perforación con suelas reforzadas.